PROTEGIENDO A LOS TRABAJADORES DE LOS PATÓGENOS DAÑINOS CREANDO UN AMBIENTE SALUDABLE MEDIANTE PURIFICADORES DE AIRE

Los meses de otoño e invierno suelen traer resfriados, gripe y otras enfermedades. Pasamos hasta el 90% de nuestro tiempo en espacios interiores, lo que puede llevar fácilmente a infectar nuestro entorno. Cuando tosemos y estornudamos, segregamos pequeñas gotas que pueden extenderse varios metros y permanecer suspendidas en el aire durante varias horas. Una vez que las gotas han caído en las superficie, los virus y las bacterias pueden sobrevivir durante varios días dependiendo del entorno y las condiciones. Por lo tanto, es importante que nos cubramos al toser y estornudar, y que mantengamos las manos limpias para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias graves.

Comparar el tamaño de los virus

Los efectos nocivos de la "contaminación del aire" no son un secreto. Hay muchas confirmaciones de los nuevos riesgos para la salud asociados a la contaminación del aire. En un estudio publicado por la Alianza Europea de Salud Pública (EPHA) sobre el virus del SARS de 2003, los investigadores pudieron ver una conexión entre la mala calidad del aire y el alto número de personas infectadas, que ahora se ha relacionado con el Coronavirus (COVID-19). Según la EPHA, las personas que viven en ciudades contaminadas tienen un 84% más de probabilidades de estar infectadas por el Coronavirus.

La calidad del aire interior dentro de oficinas, escuelas y otros lugares de trabajo es importante no solo para la comodidad de los trabajadores sino también para su salud. La mala Calidad del Aire Interior (CAI) se ha relacionado con síntomas como dolores de cabeza, fatiga, dificultad para concentrarse e irritación de ojos, nariz, garganta y pulmones. Además, algunas enfermedades específicas se han relacionado con contaminantes específicos del aire o ambientes interiores, como el asma con ambientes interiores húmedos. Además, algunas exposiciones, como el asbesto y el radón, no causan síntomas inmediatos, pero pueden provocar cáncer después de muchos años.”– Departmento de Trabajo de Estados Unidos (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional)

Cuánto y qué emitimos por los contaminantes ha cambiado con el tiempo, pero sobre todo el razonamiento, el mayor reto hoy en día es que emitimos grandes cantidades de partículas más pequeñas en el aire, llamadas partículas PM1. Las partículas PM1 son partículas muy pequeñas, del tamaño de una micra, es decir, menos de una milésima de milímetro. Con el avance de la tecnología de filtración, es posible filtrar estas partículas PM1 dañinas, pero aún así implica desafíos. Por ejemplo, la solución de filtración de aire más comúnmente instalada, la clase ePM1 60% (F7), elimina alrededor del 60% de estas partículas, y el resto pasa a la zona desde el sistema de ventilación. Es difícil para ''el filtro natural del cuerpo humano'' resistirse a estas partículas sobrantes en el ambiente interior, por lo que estos contaminantes penetran más fácilmente en el cuerpo.

 

Es difícil que podamos influir en el aire exterior, pero los trabajadores y propietarios de las instalaciones tienen la responsabilidad de mejorar el aire interior y contribuir así a unas condiciones de trabajo más saludables.

ES IMPORTANTE ELEGIR UN SISTEMA DE PURIFICACIÓN DE AIRE ADECUADO PARA CADA SITUACIÓN, QUE SEA RESPETUOSO CON EL MEDIO AMBIENTE Y QUE SE AJUSTE A LAS NECESIDADES DE SU NEGOCIO. Estos son 5 criterios clave que debe considerar antes de seleccionar la solución:
  1. Estándares de tecnología: A menudo, las soluciones de aire limpio afirman tener un 99% de efectividad. Asegúrese de que haya un estándar industrial reconocido para esta afirmación, también que este estándar implique la eliminación del contaminante de la corriente de aire y no de las superficies estáticas.
  2. Eficacia de filtración: La eficacia de filtración o captura de partículas debe ser medible por sistema. Esto significa que su sistema de filtración debe ser probado y certificado individualmente para garantizar su rendimiento.
  3. Tasa de entrega de aire limpio: Este es un componente clave para evaluar sus sistemas de purificación de aire. La cantidad de aire limpio que se va a entregar en su área. La tasa correcta de suministro de aire limpio garantizará que el tamaño de su sistema de purificación de aire sea el adecuado.
  4. Monitoreo: La disponibilidad de una conectividad inteligente con los sensores de calidad del aire es beneficiosa. Los sensores inteligentes pueden asegurar que se están alcanzando los objetivos de calidad del aire, así como controlar el consumo energía mediante la reducción de la eficiencia operativa cuando se cumplen los objetivos de calidad del aire.
  5. Gases: Su sistema de purificación de aire no debería crear riesgos de contaminación de la calidad del aire como el ozono u otros COV.

Limpie el aire, no el suelo

Pasamos hasta el 90% de nuestro tiempo en espacios interiores, lo que hace que el aire limpio sea una de las prioridades más importantes en nuestro lugar de trabajo. No es sólo el aire exterior lo que afecta al ambiente interior. Nosotros mismos lo influenciamos en gran medida utilizando productos químicos, agentes de limpieza basados en productos químicos, velas, la frecuencia con la que limpiamos, pero también cosas como las plantas y los textiles tienen un impacto en la calidad del aire. Las gotitas que se segregan cuando estornudamos, y la tos no es algo que los filtros de la ventilación puedan prevenir y la filtración depende de muchos otros factores. Para evitar la propagación de bacterias y virus en la zona, Camfil recomienda instalar purificadores de aire.

 

Los purificadores de aire están disponibles en todos los diseños posibles y adaptados a diferentes entornos. Los purificadores de aire de la Gama City de Camfil limpian el 99,95% del aire, manteniendo bajos costes de limpieza. Los virus atrapados en el filtro se adhieren a la media filtrante y finalmente se vuelven inactivos (se secan y mueren). El Purificador de Aire City M está equipado con filtros de partículas y moleculares para mejorar significativamente el CAI. Normalmente se instala en habitaciones de hasta 75 m2 de superficie para proporcionar un ambiente interior más saludable mediante la eliminación de polvo, contaminantes y partículas nocivas en hospitales, clínicas, hoteles, oficinas, hogares, colegios, gimnasios, instalaciones públicas y donde se requiera una purificación del aire de alta calidad. 

Vea los diferentes ejemplos para los diferentes ambientes y clases de filtro aquí; Link a PDF

 

Además, para influir en el aire que viene del exterior y entra por el sistema de ventilación, debe revisar qué filtros están instalados en la propiedad. Actualizar la clase de filtro en la impulsión de aire del sistema de HVAC de la propiedad marca una gran diferencia en el aire que está suspendido en la habitación. Muchos factores afectan al ambiente interior, por ejemplo, qué filtros se usan en el sistema de ventilación si usamos purificadores de aire, y cómo se controla la humedad. La manera más rápida y fácil de mejorar la Calidad del Aire Interior (CAI) es instalar purificadores de aire de alta eficacia. También disponemos de herramientas para monitorizar y medir la calidad del aire para asegurarse de que tiene un buen ambiente interior - medir es saber.

Camfil trabaja activamente con los objetivos de sostenibilidad de la ONU Buena Salud y Bienestar y Ciudades y Comunidades Sostenibles. La revisión de la calidad del aire en su lugar de trabajo puede marcar una gran diferencia en la salud de los empleados y aumentar la productividad. Puede leer más información acerca de la sostenibilidad en nuestro Informe de Sostenibilidad 2019

 

¿Quiere que le consulten sobre qué solución de filtro es la mejor para usted y su lugar de trabajo? ¡Contacte con nosotros y le ayudaremos!

 

Fuentes

 

Purificador City M de Camfil para Oficinas

El purificador de aire móvil City M está equipado con filtros de partículas y moleculares para mejorar significativamente la Calidad del Aire Interior (CAI). Normalmente se instala en habitaciones de hasta 75 m2 de superficie para proporcionar un ambiente interior más saludable mediante la eliminación de polvo, contaminantes y partículas nocivas en hospitales, clínicas, hoteles, oficinas, hogares, colegios, gimnasios, instalaciones públicas y donde se requiera una purificación del aire de alta calidad.