take a breath
Respira

Take a breath

Respirar es esencial para la vida. Es lo primero que hacemos nada más nacer. Se trata de un instinto y naturalmente esperamos que el aire esté limpio, aunque no nos cuestionamos de forma instintiva la calidad del aire que respiramos.
Sin embargo, en los últimos años, la comunidad científica y los medios de comunicación de todo el mundo se han ido haciendo eco de la relación entre la salud humana y la mala calidad del aire. Actualmente, muchos organismos nacionales y organizaciones a nivel mundial están abordando este problema. A medida que los impactos en la salud y la economía se hacen más patentes, esos organismos se esfuerzan por establecer nuevas normas y concienciar al mundo.
Tenemos la responsabilidad de apoyar estas iniciativas a nivel mundial que le permitirán respirar con total seguridad. Nuestra misión con la campaña Take a Breath es fomentar el interés, proporcionar información y aumentar la conciencia sobre la contaminación del aire tanto en espacios interiores como exteriores.

Así es que, tome aire y adéntrese con nosotros en el universo de la “calidad del aire”.

PM1, las partículas más perjudiciales 

Camfil aplaude la llegada de la ISO 16890 

Esta norma permite por primera vez la posibilidad de lograr una coordinación global, ya que sustituye a los dos estándares que había hasta la fecha, distintos en cada continente: ASHRAE 52.2, predominante en EE. UU., y EN-779:2012, predominante en Europa.