¿Por qué la filtración de aire de alta eficacia es importante en la seguridad alimentaria?

La industria alimentaria y de bebidas se suele ver afectada por problemas de calidad del aire que pueden poner en peligro la salud y la seguridad de los trabajadores y los equipos de producción, así como la posibilidad de contaminación. Veamos cómo los filtros de aire de alta eficacia pueden proporcionar una solución efectiva y asequible.

En todo el mundo, hace tiempo que los desafíos diarios a los que se enfrenta la Industria Alimentaria se han intensificado. Desde la retirada del mercado de la seguridad de los productos hasta las fluctuaciones de los precios de los alimentos a nivel mundial, los fabricantes de alimentos y las plantas de envasado parecen no tener suficiente en su plato cuando se trata de la seguridad de los productos
 
Como en cualquier otra operación comercial, la presencia de patógenos en el aire, esporas de moho y compuestos orgánicos volátiles (COV´s) puede amenazar la seguridad y la calidad de los alimentos. Los operadores comerciales, como los productores de alimentos, los procesadores de productos lácteos y los fabricantes de bebidas, deben prestar mucha atención a la eficacia de sus filtros de aire y a la protección de las personas, los procesos y el medio ambiente a los que sirven los filtros. Para la mayoría, la actualización de los filtros de aire a una eficacia más alta es una forma eficaz de reducir las amenazas producidas por los contaminantes, al tiempo que se mejora el caudal de aire de las instalaciones y se reducen los costes de mantenimiento.

El primer paso es identificar el área de riesgo de su negocio de procesado de alimentos en relación con los desafíos de la calidad del aire. Para las áreas de atención baja o de bajo riesgo, donde es poco probable que los alimentos contengan microorganismos patógenos o no se contribuya a su crecimiento debido a características de los alimentos como la textura, el tamaño, la apariencia, el color o la naturaleza, las recomendaciones de calidad del aire son estándar. Los alimentos secos como frutas, verduras, granos, cereales, etc. contienen en su mayoría un bajo riesgo de contaminación. Por lo tanto, la filtración mínima requerida varía. En algunos casos el cliente instala filtros ePM 1 o ISO Coarse con una opción de actualización a ProSafe, para mitigar el riesgo y mantener los equipos protegidos. 
 
Por otra parte, los alimentos que requieren cocción, producción y manipulación en la planta de procesamiento requieren una higiene muy alta debido a los posibles riesgos de contaminación. Esto incluye instalaciones de producción de carne, productos listos para comer, áreas de degustación, etc. Requieren un mínimo de 3 etapas de filtración con ePM1 60% y se debe mantener un ambiente de presión positiva junto con un caudal de aire suficiente. El nivel mínimo de filtración de aire en la etapa final debe ser equivalente a un H13 o más de acuerdo con la norma EN1822:2019

El siguiente diagrama explicará cómo se segmentan los alimentos en función de sus características y cómo se determina la calidad del aire o el cuidado del aire.

La Importancia de un FIltro Especialmente Diseñado para la Industria Alimentaria 

No importa qué tipo de alimentos se produzcan, el aire limpio es un ingrediente vital para el producto final. La presencia de contaminantes en la producción de un alimento o bebida embotellada puede amenazar la reputación que una marca ha tardado años en conseguir. Por ello es importante asegurar el cumplimiento de las normas vigentes y garantizar la validación periódica de los equipos/procesos junto con los filtros de aire.

  

Si el HVAC de su instalación está mal conservado o el sistema de filtración no proporciona una calidad de aire suficientemente adecuada, todo el proceso de producción podría verse comprometido. Como mínimo, una mala calidad del aire podría crear resultados no deseados en los alimentos que se producen, como un alto ausentismo y el deterioro prematuro del producto. En el peor de los casos, podría ocasionar un desastre en forma de productos contaminados o alimentos mal envasados, lo que podría dañar la confianza del consumidor de forma irrecuperable. Los filtros de aire actúan como una barrera protectora entre la comida y la posible contaminación microbiológica cruzada causada por moho, bacterias, virus, COV’s, polvo fino de ingredientes secos y olores. La filtración molecular del aire puede mejorar la resistencia del equipo contra la corrosión en la instalación, a la vez que garantiza que los olores problemáticos se capturen y no se escapen a la atmósfera y al ambiente de la planta.

5 beneficios clave de la filtración de aire de alta eficacia en la Industria Alimentaria:
  • Ayudar a cumplir las normativas de seguridad alimentaria
  • Obtener eficacia operativa y reducir las interrupciones en la producción y la pérdida de productos
  • Proteger la salud de los trabajadores
  • Contribuir a mejorar la experiencia de los consumidores
  • 7Maximizar la excelencia operativa y prolongar la vida útil del producto

Mejorar el filtro comercial del sistema HVAC para el caudal del aire 

Aparte de la eliminación de contaminantes potencialmente dañinos en el aire, la "segunda" tarea de un filtro de aire comercial es mantener un caudal de aire constante en toda la instalación. Los filtros de alta eficacia de Camfil están diseñados específicamente para funcionar con una alta eficacia de captura mientras mantienen el caudal de aire adecuado. La tarea final de un filtro de aire es tener la capacidad de retener grandes volúmenes de partículas dentro de la media filtrante mientras se mantiene una baja resistencia. A esto se le conoce como la capacidad de retención de polvo de un filtro.  A menudo, las empresas de producción de alimentos se enfrentan a limitaciones al querer mejorar su filtración de aire debido al diseño de las unidades de los sistemas HVAC, el tamaño de la instalación, el conocimiento del funcionamiento de las unidades de manipulación de aire e incluso el proceso interno que afecta al nivel de partículas 

Es posible que el sistema HVAC existente de la instalación no esté diseñado para lograr niveles mayores de renovaciones de aire, así como una mayor eficacia de filtración. Cuando estas mejoras no están disponibles para mejorar el sistema, el proceso se vuelve más difícil debido al coste y a los gastos. Este problema puede ser superado fácilmente gracias a los purificadores de aire de CamfilCamfil recomienda utilizar un purificador de aire con filtros HEPA para complementar el sistema HVAC existente y así lograr las renovaciones de aire necesarias para apoyar la instalación de producción de alimentos

Elija Camfil

Camfil colabora y trabaja con algunas de las mayores empresas de fabricación de alimentos y bebidas del mundo. Ya se trate de medidas de prevención de pandemias, seguridad alimentaria, mantenimiento de altos estándares y normativas, áreas de control de temperatura y mucho más, Camfil se mantiene fiel a sus productos y a la tecnología avanzada que protege a las personas, los procesos y el medio ambiente desde 1963. Para pedir una consulta o un análisis sobre los requisitos de calidad del aire de su instalación o planta, póngase en contacto con la oficina Camfil más cercana.

PROSAFE EN LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

Ofrecemos una gama completa de filtros ProSafe diseñados para cumplir los estrictos requisitos de seguridad, trazabilidad y control del sector de la Industria Alimentaria