LOS AVIONES NO TIENEN FILTROS DE AIRE

"Los motores de los aviones no usan filtros, ¿por qué debería hacerlo yo?"

Para responder a esta pregunta, veamos la diferencia entre una turbina de gas en tierra y un motor a reacción.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el efecto de la altitud y la gravedad en las partículas del aire. El aire limpio es vital para todos los procesos de combustión, sin embargo, el aire del exterior contiene múltiples partículas procedentes de fuentes tan diversas como los procesos industriales y el transporte o la vegetación y los volcanes. Uno de los principales factores para mantener limpia una turbina de gas en tierra es evitar que estas partículas entren en ella. Los sistemas de limpieza de filtros protegen las turbinas de las partículas que, si entraran en el compresor, podrían causar erosión, ensuciamiento o corrosión. En la altura de vuelo, gracias a la gravedad, la cantidad de partículas en el aire ambiente es mucho menor y más ligera (las cenizas volcánicas durante las erupciones serían la excepción, en cuyo caso los aviones no están autorizados a volar).

En segundo lugar, consideremos la relación de derivación en el motor de un avión. Podemos comparar la primera aspa de un motor de avión con una primera etapa o un separador de inercia en el sistema de filtración. La velocidad y la circunferencia de la primera aspa del turboventilador empuja las partículas más pesadas y grandes lejos del compresor hacia la corriente de derivación (relación de derivación1) que rodea el motor, reduciendo el número y el tamaño de las partículas que llegan al compresor.

Por último, consideremos el mantenimiento. Tanto los motores de los aviones como las turbinas de gas son inversiones caras que requieren un mantenimiento constante, pero los motores de los aviones siguen un programa de mantenimiento mucho más amplio. Los motores de turbina de los aviones ingieren algo de polvo cuando están en tierra y también requieren de una media de 20-50 horas de mantenimiento por cada 250 horas de vuelo. Por lo general, dependiendo del uso y del tamaño (si se trata de una unidad de bastidor o de una unidad aeroderivativa), una turbina funcionará aproximadamente entre 3.000 y 4.000 horas antes de realizar una inspección. En un año, si se revisara la turbina de gas con la misma frecuencia que el motor de un avión, la turbina sólo estaría disponible aproximadamente el 69% del tiempo. Además, la vida útil de un motor de avión es de una media de 20 años, mientras que las turbinas de gas duran una media de 30 a 40 años, más las reparaciones que pueden prolongar su vida útil.

En resumen, los filtros de aire para turbinas de gas se han construido para proteger la turbina contra la contaminación del aire exterior. Se puede afirmar que un sistema de filtración de entrada de aire ayuda a reducir el mantenimiento de la turbina de gas al mantener el motor limpio y también a prolongar la vida útil del equipo.

Las conclusiones obtenidas de la información anterior son:

  • La entrada de partículas en las zonas aéreas es mínima, ya que el aire es más limpio.
  • Gracias a la relación de derivación, las partículas más grandes son empujadas hacia la corriente de derivación y no hacia el compresor.
  • Los motores de turbina de gas funcionan durante intervalos más largos y no se revisan con tanta frecuencia como los motores de avión.

Conclusión: A no ser que tenga previsto hacer que su turbina de gas vuele, ¡Debería protegerla con filtros de entrada de aire eficientes!

 


1 La relación/Ratio de derivación (BRP) es un término utilizado para expresar la relación entre la cantidad de aire que fluye a través del ventilador de derivación y alrededor del núcleo de un motor a reacción moderno y la que pasa a través del núcleo.

Created viernes, 9 de agosto de 2019