Contaminación Interior y Exterior en el Día a Día

La exposición a una mala calidad del aire es perjudicial para su salud y bienestar, limitar esta exposición puede ayudar a prevenir su impacto. Si bien esto puede ser difícil de controlar afuera, hay cosas que todos podemos hacer para mejorar el aire que nos rodea cuando estamos adentro, en nuestros hogares y lugares de trabajo.


Espacios pequeños grandes refugios

La exposición a una mala calidad del aire es perjudicial para su salud y bienestar, limitar esta exposición puede ayudar a prevenir su impacto. Si bien esto puede ser difícil de controlar afuera, hay cosas que todos podemos hacer para mejorar el aire que nos rodea cuando estamos adentro, en nuestros hogares y lugares de trabajo.

 

Viviendas limpias y seguras

Lo creas o no, el interior de tu vivienda puede estar más contaminado que el aire exterior, gracias a los contaminantes externos atrapados, el pelo de las mascotas, los productos de limpieza, y los componentes orgánicos volátiles (VOCs) que desprende el mobiliario, las alfombras y la pintura.

A la hora de decorar tu casa, asegurate que los muebles que eliges tienen muy pocas cantidades o están exentos de sustancias dañinas. Busca las etiquetas donde especifican los niveles de VOCs. Las velas perfumadas y los ambientadores huelen bien, pero sueltan contaminantes al aire. Si necesitas usarlos, asegúrate que la habitación está bien ventilada. Los difusores de aceites esenciales pueden ser una mejor opción, con productos naturales como el eucalipto, el clavo y el romero que ayudan a reducir la cantidad de ácaros del polvo en el hogar. Las plantas también son purificadores naturales del aire; una opción atractiva y práctica para cualquier habitación.

Los dueños de mascotas deben usar aspiradoras especializadas que incluyan filtros HEPA para evitar las alergias asociadas. Hay que tener en cuenta que limpiar la vivienda aumenta las partículas nocivas en el aire si elige limpiadores químicos fuertes. Busque alternativas más naturales y libres de químicos o considere hacer productos de limpieza usted mismo (los limones, el vinagre y los aceites esenciales antibacterianos pueden ser muy efectivos).

Cuando se trata de la cocina, una de las habitaciones más contaminantes de la casa, ¡trata de no quemar las tostadas! Quemar y freír libera sustancias dañinas. Asegúrate de que la cocina esté bien ventilada y tenga un buen extractor sobre el horno y la placa. Usar aceites de cocina con puntos de humo más altos, como el aceite de girasol, también ayudará.

Si está limpiando, quemando tostadas o encendiendo velas malolientes, la reacción obvia es abrir las ventanas. Sin embargo, en los centros urbanos altamente contaminados, esto puede permitir una mayor contaminación. Los Purificadores de Aire Camfil para viviendas, como el City M, te garantizan que el aire interior es sano y está limpio, ya que eliminan las partículas más dañinas (PM1)

 

Lugar donde están los contaminantes

Una vez que salimos de nuestras casas, muchos de nosotros pasamos la mayor parte del día en una oficina, lo que contribuye al tiempo que pasan en el interior en alrededor del 90% para la mayoría de las personas. El aire "malo" en el trabajo no solo contribuye a la mala salud, sino que también puede reducir la productividad, el letargo y la dificultad para concentrarse.

Además de los contaminantes que se encuentran comúnmente en el hogar, un mayor número de personas significa un mayor volumen de partículas creadas "humanas" (perfume, piel, gérmenes, cabello, etc.), lo que hace que la ventilación efectiva y la purificación del aire sean aún más importantes. El Purificador de Aire City M es una buena opción dentro de las salas de reuniones individuales, con el apoyo de sistemas de filtración de aire incorporados. También se recomienda realizar pruebas periódicas de la calidad del aire, especialmente cuando el espacio de trabajo ha cambiado: se hizo más grande, se modificó el diseño o se incluyó a más personas, por ejemplo.

Además de mantener a los ocupantes seguros, garantizar que el aire exterior se filtre adecuadamente antes de que entre en un edificio también puede mejorar la eficiencia del edificio, evitando que los sistemas de HVAC que dependen del aire se obstruyan con partículas más grandes, como polen, polvo y hojas.

 

Transporte

Puede pensar que cuando cierra la puerta de su automóvil está a salvo del aire exterior, pero la realidad es que nuestros automóviles pueden ser lugares extremadamente contaminados, de nueve a 12 veces más contaminados que el exterior. Si se encuentra en un área urbanizada, o en cualquier lugar donde haya muchos otros automóviles, debe mantener las ventanas cerradas.


Desafortunadamente, cuando hablamos de la exposición a las partículas contaminantes, conducir es menos peligroso que usar el transporte público. Un estudio reciente descubrió que el transporte público expone a los viajeros hasta ocho veces más a la contaminación del aire que aquellos que conducen en su propio vehículo al trabajo. Esta es una situación muy injusta, ya que son los conductores los que causan la mayor parte de la contaminación.

Los pasajeros de autobuses en particular están expuestos a altos volúmenes de contaminación cuando se abren las puertas y cuando los autobuses se detienen. Hemos encontrado una solución que al menos protege a las personas que esperan en la parada del autobús; un refugio de autobuses. Las Paradas de Autobús de Camfil; purifican el 85% del aire en el interior de las paradas (se está probando actualmente en Suecia)

 

Cada detalle cuenta

Cuando se trata de mitigar el efecto de la mala calidad del aire, cada pequeña ayuda cuenta. Cuando tenga cierto control del entorno que lo rodea, hágalo lo más limpio y seguro posible.