Comprender los desafíos en el ambiente interior cuando la temperatura exterior cambia

Created martes, 14 de diciembre de 2021

En los fríos meses de invierno, nuestra necesidad de energía y calor aumenta drásticamente a medida que baja la temperatura en el exterior. El cambio brusco de temperatura puede provocar un aumento de los niveles de contaminación en el aire exterior debido a varios factores. Además, el mismo frío hace que pasemos aún más tiempo en el interior, lo que nos acerca a la pequeña proximidad. Muchos aún no entienden cómo nos afecta a nosotros y a nuestro ambiente interior.

Existe una relación paralela entre el aire exterior y el interior, ya que cuanto más contaminado esté el aire en el exterior, peor será el ambiente interior. En el mejor de los casos, su casa o negocio debe tener un sistema de ventilación adecuado que cuente con los filtros de aire correctos para combatir la mala calidad del aire interior y mantener a raya a los patógenos dañinos. Las soluciones de filtración de aire garantizan una buena calidad del aire interior que aporta nuevo aire fresco, limpio y purificado. En los países nórdicos, la clase de filtración más común para los filtros de aire es la ePM1 60% (revisada desde la antigua F7). Esta clase de filtro elimina con éxito más de la mitad de las partículas más perjudiciales y peligrosas conocidas como PM1 (partículas 1). A menudo es posible cambiar a filtros de clase superior, que pueden reducir significativamente los niveles de partículas. En general, las normas de calidad del aire interior se han elevado en los últimos años y muchos de nuestros clientes son conscientes y exigen una clase de filtro superior. El estándar internacional ISO 16890 es una buena herramienta para saber cómo elegir el filtro adecuado.

PROBLEMAS DE SALUD: Nuestra salud y nuestro sistema inmunitario se ven muy afectados por la calidad del aire interior. Cuanto más limpio sea el aire que respiramos, mejores condiciones daremos a nuestro organismo para luchar contra los virus y las infecciones. Hay muchos estudios que demuestran que las zonas con altos niveles de contaminantes en el aire aumentan el riesgo de infección. Durante el invierno, generalmente pasamos más tiempo en el interior y solemos estar más cerca unos de otros. Hoy en día, como muchas personas comprenden, el riesgo de infección aumenta significativamente al reducirse la distancia entre nosotros. Esto significa que la calidad del aire interior es una necesidad. 

¿Qué hay en el aire?

En invierno, hay más partículas de las más pequeñas, las PM1, en el aire. Esto se debe a que la mayoría de las partículas de ese tamaño proceden de la combustión, como los gases de escape del tráfico y las emisiones de las centrales térmicas. Las partículas PM1 son las que suponen un mayor riesgo para la salud, ya que el cuerpo humano no tiene defensas naturales contra ellas, y cuanto más pequeñas son, mayor es el riesgo. Estas partículas pueden pasar al torrente sanguíneo y llegar a órganos críticos. Los niveles de contaminación difieren en función del entorno, es decir, de la ubicación de la vivienda. Por ejemplo, los entornos metropolitanos y algunas zonas industriales suelen ser más vulnerables que otros. Sin embargo, los contaminantes atmosféricos pueden ser transportados a grandes distancias en el aire; por ejemplo, la erupción volcánica de Islandia en 2010 fue la razón por la que se interrumpió el tráfico aéreo en muchos lugares del mundo. De forma similar, propagamos virus y bacterias en la distancia cuando tosemos o estornudamos. Estos patógenos pueden flotar en el aire durante varias horas y aumentar el riesgo de que los inhalemos y enfermemos. La humedad también desempeña un papel importante en este caso y afecta tanto a la propagación de las partículas como a nuestra susceptibilidad a la infección, ya que nuestras membranas mucosas se ven muy afectadas por el contenido de humedad. La humedad también afecta al peso de las partículas, que determina el tiempo que éstas flotan en el aire. Simplemente, cuanto más seco sea el aire, más tiempo flotarán las partículas.

¿Cómo podemos mejorar la calidad del aire del ambiente interior?

Afortunadamente, podemos influir en nuestro aire interior con medidas sencillas. Como primera medida, es importante asegurarse de que la solución de ventilación del inmueble es funcional y está en buen estado. Para ello, hay que comprobar que el sistema está revisado, que el filtro es de la clase correcta, que se sustituye con el intervalo adecuado y que se ha realizado el protocolo de mantenimiento. Recuerde que una filtración de aire adecuada es lo único que nos protege de los contaminantes nocivos. Camfil recomienda el ePM1 60% para el filtro de aire de suministro como clase de filtro mínima. Muchos de nuestros clientes en entornos urbanos también han empezado a utilizar nuestros filtros combinados con carbón para reducir los gases de escape y otros contaminantes moleculares

No dude en pedir ayuda a su empresa de climatización local para que revise toda su ventilación y le haga sugerencias de mejora o contacte con Camfil.

La medida más rápida para mejorar la calidad del aire interior es colocar un purificador de aire en la habitación. En solo 15 minutos, el aire se purifica considerablemente.

Ejemplo de un hospital de Estocolmo en el que los niveles de partículas descienden considerablemente.

El aire que respiramos nunca había sido tán importante

Hay una gran oportunidad para que todos nosotros marquemos la diferencia, pero tenemos que crear conciencia sobre la importancia de la calidad del aire interior y utilizar las soluciones adecuadas para mejorar el medio ambiente. Camfil, como experto del sector, cree que el aire limpio debería ser un derecho humano y nuestro equipo se apasiona por educar a la comunidad sobre la influencia del aire limpio y cómo afecta a nuestro cuerpo humano, al proceso y al medio ambiente. Es importante que asumamos la responsabilidad y creemos el mejor entorno interior que podamos. En Camfil, trabajamos activamente para desarrollar constantemente productos eficientes y sostenibles al servicio de las personas y de nuestro planeta. Lea más sobre nuestro trabajo en equipo aquí. Trabajemos juntos por una mejor salud y un planeta más verde.

 

Fuente:

European Public Health Alliance, “Coronavirus threat greater for polluted cities”, 2020 (downloaded November 2021) 

Scientific reports ” Long-distance airborne dispersal of SARS-CoV-2 in COVID-19 wards”, 2020, (hämtad November 2021)

Jakob Löndahl, Docent i Aerosolteknologi vid Lunds Universitet, Camfils Webbinar 24 November, 2020

SOLUCIONES RECOMENDADAS PARA EL SISTEMA DE VENTILACIÓN EXISTENTE

Garantizar un aire limpio, libre de alérgenos y patógenos en el ambiente interior utilizando filtración de aire adecuada