Oficinas

Oficinas

¿El entorno de trabajo enferma a sus empleados? Cree un ambiente de oficina seguro, cómodo y saludable para que sus empleados puedan desempeñar su trabajo y respirar mejor.

Los contaminantes en suspensión pueden afectar a la salud a corto o largo plazo de los ocupantes de edificios. Empleando filtros y purificadores de aire de alta calidad y con eficiencia energética, puede mejorar la salud de las personas y el estado de sus sistemas de climatización, además de reducir los costes de mantenimiento y limpieza del edificio.

Los purificadores de aire de Camfil promueven la salud y el ahorro

Los filtros y purificadores de aire altamente eficientes de Camfil combaten de manera eficaz los problemas causados por las partículas finas y los olores. Ofrecen el mayor nivel de eficiencia energética del mercado, por lo que ayudan a los propietarios a aumentar la sostenibilidad de sus edificios, ya que reducen el consumo de energía de los sistemas de tratamiento del aire y reducen la huella de carbono.

Los problemas de las oficinas modernas

Hoy en día, muchas oficinas tienen una mala circulación de aire, con ventanas que no se pueden abrir con la intención de mejorar la eficiencia energética. Algunas oficinas y locales comerciales tienen sistemas de ventilación anticuados que simplemente mueven el aire viciado de un lado a otro. Cuando el aire del exterior entra en el sistema de ventilación, la contaminación del humo, el polvo y el polen se deposita en ventiladores, baterías y conductos. Además, los filtros de aire obstruidos que no se han reemplazado atrapan los contaminantes del aire interior y exterior.
De hecho, la calidad del aire interior puede llegar a ser mucho peor que la del exterior.

Buena calidad del aire interior = mayor productividad

Los estudios demuestran que una buena calidad del aire interior tiene un efecto positivo en la productividad del personal. Los ocupantes de los edificios están más alerta, muestran un mejor rendimiento cognitivo gracias al mayor flujo de oxígeno disponible e incluso pueden presentar un mejor estado de salud general. Todo esto significa menos días de baja por enfermedad y más bienestar.

Cómo mejorar la calidad del aire interior y la productividad

  • Adopte medidas preventivas: mantenga e inspeccione regularmente sus filtros y purificadores de aire, así como los sistemas de calefacción y aire acondicionado, para evitar la propagación de contaminantes. 
  • Analice variables como las emisiones de dióxido de carbono, la humedad, el flujo de aire y la temperatura para determinar si hay un problema de calidad del aire.
  • En función de este análisis, cree un perfil de aire interior que incluya las posibles fuentes de contaminación internas y una estrategia para gestionar el aire interior.
  • Asegúrese de que los contaminantes se diluyen y se eliminan del edificio mediante una ventilación adecuada.
  • Utilice sistemas de filtración para purificar el aire de la contaminación restante.
  • Actualice el sistema de climatización si se hacen reformas en su edificio.