COLEGIOS SEGUROS TODOS LOS DÍAS - PROTEGIENDO LA SALUD DE LOS ESTUDIANTES CON PURIFICADORES DE AIRE

Los niños pasan cada año cientos de horas en las aulas de las escuelas con el objetivo de aprender y desarrollarse. La contaminación del aire interrumpe este crecimiento y aprendizaje afectando más a los niños pequeños. La mayor fuente de contaminación del aire proviene de fuentes externas como las partículas (PM1) y el óxido de nitrógeno (NOX) de los gases emitidos por los vehículos, por lo que las áreas escolares en zonas de tráfico intenso se ven muy afectadas. Otra fuente de contaminación del aire son los Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs), que provienen de materiales de construcción, productos de limpieza y ciertos tipos de pinturas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no existe un "nivel seguro de exposición a los COVs". El aire nocivo puede entrar a través de los edificios o simplemente puede entrar en el aula a través de puertas y ventanas abiertas. En medio de la pandemia de la COVID-19, las condiciones de las escuelas han cambiado drásticamente ya que muchos han optado por aulas virtuales, pero es más importante que nunca asegurarse de que los niños estén rodeados de aire limpio cuando vuelvan a la escuela.

¿Por qué los niños pequeños son más vulnerables a los efectos de la contaminación atmosférica?

El sistema inmunológico de los niños pequeños aún se está desarrollando, y sus pulmones siguen creciendo. Con cada respiración, los niños inhalan más aire por unidad de peso corporal que los adultos. Por extensión, cuando el aire es tóxico, inhalan más aire tóxico por unidad de peso corporal que los adultos.

Además, los efectos de la mala calidad del aire afectan en otros aspectos críticos de la vida de los niños. Por ejemplo, cuando los niños enferman,  faltar a la escuela, lo que limita aún más su potencial de aprendizaje y desarrollo.

Fuente: UNICEF (Peligro en el aire)

La solución para el aire interior en las escuelas

Aparte de la exposición a los humos del tráfico externo, las escuelas son particularmente propensas a tener un Calidad del Aire Interior (CAI) deficiente ya que suelen ser edificios antiguos los cuales pueden liberar radón, un gas incoloro producido naturalmente por el suelo y los humos de amianto, material tóxico que está asociado con problemas pulmonares y cáncer.

Como las concentraciones de algunos contaminantes dentro de un edificio son hasta 50 veces más altas que en el exterior, es esencial que las escuelas hagan más para proteger a sus alumnos (y al personal). (Más información sobre contaminación atmosférica) 

La ventilación o la circulación de aire a través de las ventanas de las aulas completamente abiertas no es suficiente. El riesgo de infección en el aula disminuye cuando se instalan purificadores de aire estacionarios con filtros de alto rendimiento integrados. Nuestra gama de purificadores de aire puede ayudar a reducir el riesgo de transmisión de virus aerotransportados, están diseñados teniendo en cuenta el aumento de las renovaciones de aire y la mejora en la eficacia de filtración. Los patógenos contenidos en los aerosoles se capturan a través de filtros de aire de alto rendimiento (Filtros HEPA, H14), con una eficacia de eliminación del 99,995% de los contaminantes clasificados como partículas submicrónicas, como el virus de la COVID-19 (elimina partículas de tamaño entre 0,06 y 0,1 μ). Los Purificadores de Aire de la Gama City son silenciosos, ya que están especialmente diseñados para su uso en oficinas o aulas.

La prueba: Purificador de aire de la Gama City

El uso de purificadores de aire de alto rendimiento aseguró un aula saludable y aire limpio en una escuela de Bad Oldesloe, en el norte de Alemania.

Created viernes, 18 de diciembre de 2020