olores de la fermentación

Olores de la fermentación

Un destacado fabricante del sector farmacéutico acaba con los olores de la fermentación instalando el purificador de aire industrial vertical de Camfil.

PERFIL DE LA EMPRESA

Esta empresa farmacéutica es una de las más grandes del mundo y cotiza en la bolsa de Nueva York. El fabricante tiene su sede principal en el noreste de Estados Unidos, donde se dedica a tareas de investigación y desarrollo, así como a la fabricación de medicinas, vacunas y dispositivos médicos para un amplio espectro de aplicaciones.

OLORES MOLESTOS CIRCULAN POR EL LABORATORIO Y LLEGAN HASTA LA DIRECCIÓN

En el laboratorio de este fabricante y el área de almacenamiento en frío, donde se guardan las muestras iniciales de fermentación, había un marcado olor desagradable. Las quejas continuas de los empleados por los olores finalmente llegaron hasta los directores, a quienes se remitió el problema. Puesto que todos los científicos tienen acceso a la amplia cámara frigorífica de 7 °C, hay bastante tráfico de personas entrando y saliendo. Al entrar y salir de la cámara salían grandes ráfagas de olores, y muchas veces las puertas se dejaban abiertas durante la transferencia de productos y muestras. En unos pocos minutos con la cámara abierta, los olores llegaban hasta los pasillos y las oficinas cercanas. Estos olores se componen principalmente de etanol y no se consideran ningún riesgo para la salud, pero resultan especialmente desagradables y molestos para quienes se ven expuestos a ellos. En el campo de la fermentación, los olores están asociados con el proceso y, aunque no son perjudiciales, los empleados expuestos a ellos los encuentran extremadamente desagradables.

LA ACCIÓN

Incorporar una solución antiolores al sistema de climatización existente no era una opción debido a las limitaciones de espacio, y hacer modificaciones en el sistema era demasiado caro. La empresa farmacéutica empezó a investigar alternativas y decidió consultar a los expertos moleculares de Camfil. Camfil les recomendó una solución que ofrecía una instalación inmediata con resultados rápidos, y solo necesitaba usar una toma de corriente existente de 120 V. Las pequeñas dimensiones de la unidad recomendada también permitían encajarla en el espacio disponible. Se trataba del purificador de aire vertical independiente de Camfil, configurado con filtros moleculares; una alternativa de bajo coste para el fabricante que controlaría el olor. Se prevé que la unidad vertical del purificador de aire industrial, equipada con 20 cilindros CamCarb para eliminar el contaminante gaseoso, tenga una larga vida de servicio en la aplicación, con un ciclo de vida de los filtros de carbón de 18 meses.

OLORES ELIMINADOS AL INSTANTE Y POR COMPLETO

Las preocupaciones por la calidad del aire ya no son un problema y el olor se ha eliminado por completo. Las oficinas cercanas no notan nada de olor y los empleados que utilizan la zona de almacenamiento han visto grandes mejoras, sin acumulación del olor ni desagradables ráfagas de aire. La unidad vertical del purificador de aire industrial produjo resultados inmediatos tras la instalación, y a día de hoy continúa controlando sin problemas los olores constantes generados por el proceso de fermentación.

A freestanding industrial air cleaner fighting fermentation odors
One of Camfil's freestanding vertical industrial air cleaners
“Hemos notado una mejora inmediata de la calidad del aire y el olor se ha ido por completo.